• 942313232
  • 629452984
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • L-V de 10h a 14h y L-X de 17h a 20h

¡Conoce nuestra historia!


 

En Santander, el día 23 de Febrero de 1993, se constituyó ACCAS por un conjunto de personas preocupadas por la repercusión que la enfermedad del VIH/Sida estaba teniendo en la Comunidad Autónoma de Cantabria en aquel momento, la falta de recursos sociales y sanitarios, el impacto de la epidemia, la discriminación sufrida por las personas afectadas y el desconocimiento general de la enfermedad, fueron motivos importantes para impulsar la creación de esta asociación.

Fueron tiempos muy difíciles, marcados por la necesidad de conseguir recursos, tanto para ACCAS y sus objetivos, como desde ésta para los afectados/as en todos los ámbitos en los que el VIH/Sida más impacto tenía, como era el sanitario, el social y el psicológico. Tiempos marcados por la discriminación y la invisibilidad de las personas que vivían con VIH, que únicamente se hacían visibles en el marco hospitalario por el gran número de problemas clínicos que padecían. Pocas defensas, ningún tratamiento, elevado número de fallecimientos, falta de recursos, poca preparación del personal para hacer frente a esta enfermedad, constituyen los distintivos más importantes del VIH/Sida en estos años. Impotencia y desesperación en la mayor parte de los casos y por supuesto en el sentir de ACCAS, que no dejaba otra salida que movilizar, empujar y conmover al entorno más inmediato y a la sociedad en general. Contábamos para ello con ilusión, con capacidad de lucha, con talante reivindicativo, con conciencia social, con creatividad y sobre todo con mucha perseverancia, algo que ha sido una constante en esta asociación durante todos estos años.

La asociación ha crecido significativamente en estos años y ha sido impulsora en el estado en muchos de sus proyectos. Cabe destacar el programa “Sida entre Aulas” que fue compartido y un punto de partida para muchas entidades del movimiento ciudadano anti sida, en su intervención en los centros educativos con los/las más jóvenes para la información y prevención del VIH, que creó también, una guía para los centros educativos y el personal docente, “Cometa Blanca”.

También el Centro Experimental Dinamo, creado en el año 1997, fue pionero en el trabajo de la inserción sociolaboral de las personas que viven con VIH/Sida y otras personas socialmente excluidas. Además este proyecto ha contribuido en la defensa del medio ambiente y realiza todos sus productos partiendo de materiales reciclados. Este año se cumplen 15 años del trabajo de ACCAS, por la inserción de las personas que viven con VIH.

Durante años, ACCAS, trabajo intensamente en la formación de profesionales y voluntarios/as de otras organizaciones anti sida, con la creación de “Serendipity” un curso de formación teórico práctica sobre educación afectivo sexual y prevención del VIH/Sida, que jugó un papel innegable a la hora de dar un giro en los proyectos que se realizaban hasta la fecha en prevención del VIH.

Otro de los ámbitos donde ACCAS, ha tenido un papel destacado ha sido en la reducción de daños y el trabajo con las personas privadas de libertad, implementando en el Centro Penitenciario el Dueso, el programa de intercambio de jeringuillas. Posteriormente y con la estrecha colaboración y el impulso del centro, se crea el Grupo de Agentes de Salud, que forma a internos que realizan educación para la promoción de la salud en sus pares. El último proyecto de ACCAS, en prisión es la creación de un grupo de autoayuda para hombres que viven con VIH.

A lo largo de su trayectoria y desde sus inicios ACCAS, participa activamente en otras plataformas estatales, tales como la Fundación del Movimiento Ciudadano Anti Sida, FUNSIDA, en la que participa desde su creación en el año 1994 como entidad patrona y hasta la actualidad. El patronato de la fundación además lo componen el Comité Anti Sida de Burgos, el Comité Anti Sida de Asturias, la Comisión Anti Sida de Bizkaia, la Asociación Ciudadana Antisida de Guipúzcoa, Asociación de Lucha Antisida de Islas Baleares, Comisión Ciudadana Antisida de Aragón y el Comité Ciudadano Antisida de Málaga. Como aportación a las actividades de la Fundación, entre otras cosas, ACCAS, coordina el proyecto  “Hay cosas que no se olvidan”, destinado a la reducción de daños y la educación para la salud en las personas que ejercen la prostitución. El trabajo en red, además de ser desarrollado por las entidades patronas, cuenta con la participación de otras 10 entidades beneficiarias, que realizan uno de los proyectos más importantes  en cuanto a nº de beneficiarios/as y calidad en la prevención del VIH, información, formación y asistencia en las personas que ejercen la prostitución.

Muchos han sido los retos planteados en estos últimos 20 años de trabajo de ACCAS. Por ejemplo, la publicación el 26 de Enero de 2000, del R. D. 1971/1999 del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y la creación como respuesta de la Mesa Estatal de Minusvalías, compuesta por más de 70 entidades del Estado, unidas con el fin de demandar la paralización y posterior modificación de dicho Real Decreto que planteaba una regulación insuficiente, alejada de la realidad, contradictoria, y restrictiva de los derechos de las personas con VIH y sida, y que tras más de tres años de intenso trabajo, cerró un acuerdo para las modificaciones de este Real Decreto y posterior publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Partiendo de este gran éxito del trabajo coordinado de las asociaciones de lucha contra el sida, en el año 2002, surge la Coordinadora Estatal de Sida, CESIDA, como coordinadora de esfuerzos, trabajos y voluntades para aglutinar las voces y trabajos dispersos por la geografía española en el ámbito de la Comunidad VIH para con una sola voz, independiente, alta, clara y fuerte, reivindicar y exigir a los gobiernos e instituciones su implicación en la lucha contra el VIH-sida. ACCAS, forma parte de la coordinadora y es la única representante territorial en la Comisión Permanente de CESIDA, de la Comunidad Autónoma de Cantabria desde su creación. En la actualidad más de 89 entidades son representadas por la coordinadora.

ACCAS, también participa en la Federación “Trabajando en Positivo” que inicia su labor en el año 2007 como una red de trabajo promovida por la iniciativa de 13 entidades vinculadas a la lucha contra el Sida del estado español que se encuentran interesadas en trabajar de forma específica y conjunta para ser más eficaces y significativas en un ámbito concreto: la inserción laboral de personas que viven con VIH. Su aspiración principal no es otra que contribuir a la eliminación de la discriminación que existe en el mundo laboral hacia las personas que viven con VIH.

En el año 2008 llega a España de la mano de ALAS, un proyecto internacional llamado dance4life, que surge en Holanda en el año 2004 y que en la actualidad se desarrolla en casi 30 países. Este programa trata de motivar informar e implicar a los/as jóvenes en la respuesta al VIH/Sida. ACCAS participa en el proyecto, primeramente en el trabajo en red, en el año 2009, y en la ejecución y desarrollo del proyecto junto a la Associació de Lluita Antisida de les Illes Balears (ALAS) y la Associació Ciutatana Antisida de Catalunya (ACASC), en 2010. En la actualidad ACCAS, es la entidad que coordina el trabajo en el proyecto con dance4life internacional y con las entidades que lo implementan, ACASC, (Cataluña) ALAS, (Baleares), ACAS Concordia (Marbella) y Apoyo Positivo (Madrid), que implementará en su comunidad el proyecto en 2012.

ACCAS, siempre ha querido dar cobertura a las necesidades detectadas en España, como entidad de ámbito nacional, pero también en Cantabria, y ha estado y está en continua evolución para dar una respuesta al VIH/Sida  a nivel preventivo y asistencial. “El Pisuco” por ejemplo, es un recurso de alojamiento que cubre las necesidades básicas y permite a las personas que viven con VIH, realizar un itinerario de inserción socio-laboral en las mejores condiciones posibles.

También ACCAS, ha creado recursos inexistentes en Cantabria como el servicio de prueba rápida, que de forma anónima, confidencial y gratuita, contribuye al diagnostico precoz de la infección por VIH.  Para esto, también ha construido alianzas estratégicas como la creación en 2011, de la Agrupación “Prueba de Vihda” junto con AVACOS (Comunidad Valenciana) y OMSIDA (Aragón). En la actualidad ACCAS, coordina el trabajo de las tres entidades.

No olvidamos el importante papel que ACCAS ha jugado a nivel reivindicativo y de defensa de los derechos de las personas que viven con VIH, siendo una de sus últimas acciones la pregunta parlamentaria realizada por el grupo Popular, sobre el acceso a la cirugía reparadora para la lipoatrofia facial, que supone un elemento estigmatizante en las personas afectadas. Esta es aún una tarea pendiente de la entidad, trabajar por el acceso efectivo a esta prestación sanitaria, que vulnera claramente los derechos de las personas de la región, que precisan de esta técnica.

Creemos que prueba de nuestra labor y como reconocimiento ACCAS, es declarada de utilidad Pública en Mayo de 2010.

Otro reconocimiento que queremos compartir con orgullo, es el “Premio Aleguita 2011” que nos concedió la Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Cantabria, ALEGA.

No podemos terminar e incluso no hubiéramos podido escribir la historia de la entidad, sin todas aquellas personas que viven con VIH que en algún momento nos han dado su mano, para acompañarnos o para solicitar algún servicio. No olvidaremos a los que ya han fallecido, y forman parte de nuestra historia, y de aquellos y aquellas que son un recuerdo en la vida de las personas que participan en ACCAS.    Tampoco olvidaremos nunca a todas y cada una de las personas que en algún momento han participado de esta asociación, bien como profesionales remunerados o bien como voluntarios/as, que han contribuido con su trabajo al crecimiento y al cumplimiento de los fines de la asociación.

Nos queda por agradecer y reconocer el apoyo de muchas Instituciones Públicas y privadas, la aportación económica de nuestros/as socios/as y colaboradores/as sin los cuales nada de lo anteriormente descrito se hubiera podido desarrollar con éxito.  Queremos destacar la colaboración del Ayuntamiento de Santoña, que ha participado durante años en la prevención del VIH en la campaña de Carnaval y ha apoyado la respuesta ante el VIH/Sida, manteniendo de forma permanente y durante años, en la fachada del consistorio, el lazo rojo. A otros como el Ayuntamiento de Camargo, gran impulsor de la educación ambiental y la inserción socio laboral, apoyando la creación del Centro Experimental Dinamo. A la Obra Social de Caja Cantabria, que desde nuestros inicios ha apoyado múltiples iniciativa. A los Ayuntamientos de Reinosa, Torrelavega y Santander, y como no, a la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida y al Ministerio de Trabajo, que ha impulsado muchos de nuestros programas.

Gracias a todos y todas los que de una u otra forma han construido, construyen y construirán ACCAS.

Carmen Martín García

Presidenta ACCAS