• 942313232
  • 629452984
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • L-V de 10h a 14h y L-X de 17h a 20h

2 Junio 2019. Día internacional de la trabajadora sexual

Se las demoniza, se las victimiza, se las insulta, se las busca, se las desprecia…. Pero no se las conoce… son personas, sin recursos o no, sin vergüenzas o con, que disfrutan o no, con cultura y sin ella…. No son un colectivo, homogéneo, cada cual tiene sus motivos, sus problemas, su historia… venden sus cuerpos, su tiempo….muchas lo aborrecen y otras tantas dicen que “se divierten”. ¿Son objetos de consumo o dueñas de sí mismas?... Son víctimas del patriarcado, como lo somos tod@s en tantos y tantos lados.

Cuando se mira de cerca la prostitución voluntaria, se ven personas que han ido eligiendo y tomando sus propias decisiones, las que conforman su vida, algunas conscientemente, LA MAYORÍA NO… como tod@s, decisiones que les han llevado a proporcionar placer sexual a cambio de dinero…  esto me lleva a otra reflexión… a ellas ya las “comprendemos”… PERO quiero entender el fenómeno de los que consumen sexo… cuando pienso en ellos (la mayoría hombres) veo cómo están hambrientos de contacto, de mirada, de deseo… y cuando las veo a ellas entiendo que muchas están tan dañadas como lo está nuestra sociedad… es un reflejo de la enfermedad humana… necesitados de dar y recibir placer, de intimidad real… faltos de recursos propios para hallarla sin someter, pagar, engañar a nadie… infantiles como lo es el ser humano que reclama que sus deseos se satisfagan aquí y ahora egoístamente y lo pago porque puedo!!.... 

Como psicóloga no puedo por más que ver carencia, desamparo afectivo…. Tanto en l@s que mercadean con lo más íntimo, como en l@s que necesitan el contacto que no obtuvieron como creían merecer. Pero en esto también los “clientes” son variopintos… muchos lo consumen porque creen que necesitan biológicamente eyacular y en sus casas no pueden en el modo y frecuencia que les gustaría, los hay que sólo quieren una experiencia nueva porque están aburridos de la vida, otros porque no soportan el sentimiento de soledad que les come por dentro y otros tantos para sentirse “alguien”, para poder dominar, someter a otro ser. No sé vosotr@s pero a mí todos estos motivos me parecen como poco tristes… tristeza del ser humano, pérdida del sentido, de la conexión que buscamos tod@s en nuestras prácticas sexuales, esa conexión es la que al fin y al cabo veo dañada, la conexión íntima, con el otro, con uno mismo, con el mundo…

Esto es lo que me sale cuando es cierto que desconozco este mundo que poco a poco voy  leyendo, escuchando, mirando y sintiendo….